“La solución a tus problemas: Preocúpate por NADA.”

Disfruta de tu vehículo de forma inmediata sin necesidad de endeudarte ni tener que hacer ninguna inversión.

Además, el gasto es fijo por lo que no tienes que preocuparte de asumir posibles imprevistos: averías incluido equipo frigorífico, seguros, mantenimientos, impuestos y gestión de flota, entre otros.

El alquiler de tu vehículo frigorífico es un gasto deducible al 100% en el impuesto de sociedades o en el IRPF.

Sustituimos: ruedas, frenos, luces, correas, baterías, embrague…,así como pasamos las revisiones  ITV, ATP, tacógrafo. En San Marcial, lo más importante es la seguridad por lo que cada vez que el vehículo entra en nuestras instalaciones chequeamos más de 25 puntos críticos según nuestros propios planes de mantenimiento preventivo, evitando así averías innecesarias y protegiendo lo más valioso: tu vida.

Nos  encargamos de todos los trámites administrativos: registro, seguro, impuesto vehículos tracción mecánica, etc.

Con San Marcial nunca te quedarás “tirado”. Sólo tienes que llamarnos por teléfono y nos desplazamos si es necesario al lugar donde está tu vehículo averiado. Allí, nuestro personal técnico intentará arreglar la avería y si esto no es posible te suministrará in situ un vehículo de sustitución de las mismas características, para que tu no pierdas tiempo y lo que es más importante, no se estropee la mercancía. Todo ello con un tiempo máximo de respuesta dentro de la comunidad de Madrid de 2 horas. En cuanto al vehículo averiado, lo llevamos a nuestro taller  propio donde lo repararemos en el menor plazo de tiempo.

No pierdas el tiempo con tu flota de vehículos y dedícalo a tu negocio. Con San Marcial no te tienes que preocupar de gestiones administrativas, revisiones del vehículo, averías, seguros, reventa del vehículo, etc.